Investigación de 10 años relaciona el declive cognitivo con niveles altos de azúcar en la sangre

Sabemos que un nivel alto de azúcar en la sangre no es saludable, lo que lo pone en riesgo de tener diabetes tipo 2. Alrededor del Mundo, esta enfermedad debe considerarse una epidemia, aunque extrañamente parece que ponemos más esfuerzo en el mantenimiento que en la prevención. Actualmente, mas de 392 millones de personas sufren de esta condición, el equivalente el 6% de la población mundial.


Este trastorno metabólico a largo plazo tiene numerosas complicaciones, algunas de las cuales conducen a la muerte. Aún más sorprendente, la prediabetes, en la que los niveles de azúcar en la sangre son más altos que lo normal, afecta a 86 millones de personas en los Estados Unidos de America.

Un nuevo estudio, publicado en la revista Diabetologia, revela aún más malas noticias: incluso para aquellos que no padecen diabetes tipo 2, los millones de prediabéticos, el nivel alto de azúcar en la sangre se ha relacionado con el deterioro cognitivo. Mientras que la conexión entre el azúcar y la enfermedad de Alzheimer ya se entiende, este nuevo estudio a largo plazo, realizado en el transcurso de una década, se centra en el azúcar en la sangre y la disminución de la memoria general, cubriendo el rango de enfermedades de la demencia.

El equipo de investigación, dirigido por Wuxiang Xie del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Pekín, siguió a 5.189 personas en un período de diez años. Usaron HbA1c, una prueba de glucosa en la sangre que rastrea los niveles durante un período de meses, que es mucho más efectiva para comprender los niveles de azúcar en la sangre que la prueba estándar de punción digital. Durante toda esta década, los investigadores probaron continuamente las capacidades cognitivas de los voluntarios, cuya edad promedio era 66 años.


Si bien no hubo conexión entre los niveles de azúcar en la sangre y el deterioro cognitivo al comienzo del estudio, los investigadores notaron una correlación importante: a medida que los niveles de HbA1c aumentaban, la memoria y la función ejecutiva disminuían.


Si bien la correlación no es necesariamente causalidad, los investigadores se sintieron cómodos haciendo la siguiente observación:


"La correlación lineal observada de los niveles de HbA1c con el declive cognitivo global se debió principalmente a alteraciones en los dominios de la memoria y la función ejecutiva, que se evaluaron mediante pruebas inmediatas y diferidas de recuperación de palabras y una tarea de fluidez verbal, respectivamente. Esto puede sugerir que el deterioro cognitivo relacionado con los altos niveles circulantes de glucosa podría ser específico para la disfunción de ciertas regiones cerebrales o vías subcorticales involucradas en la memoria y la función ejecutiva ".


Para el lector de dicho estudio, ya sea diabético o prediabético, el mayor desafío práctico es implementar mejores hábitos antes de que comience la declinación. Como comentó Xie, "la demencia es una de las afecciones psiquiátricas más prevalentes fuertemente asociadas con la mala calidad de la vida posterior. Actualmente, la demencia no es curable, lo que hace que sea muy importante estudiar los factores de riesgo ".


El mayor factor de riesgo parece ser el consumo de demasiados carbohidratos. Un estudio de 2012 descubrió que al medir cuatro grupos, cada uno de los cuales ingirió diferentes niveles de carbohidratos, el que consumió más experimentó un 80 por ciento más de posibilidades de deterioro cognitivo leve que el grupo que ingirió la cantidad más baja.


Aunque no se conocen los mecanismos exactos para esto, simplemente hay demasiados casos de correlación entre el consumo de carbohidratos y los niveles altos de azúcar en la sangre con serios problemas de salud para pretender que no es un impulsor de enfermedades metabólicas. La obesidad sigue devastando a nuestra nación (y al mundo), mientras que los casos crecientes de demencia aseguran el continuo aumento de los costos futuros de la atención médica.


Más importante que los datos económicos y sociales es la calidad de vida. Sufrir la degradacion de las capacidades físicas y cognitivas no es la forma en que desea pasar sus años dorados. Y no es necesario. Hay instructores de yoga centenarios y corredores de maratón, ayuno intermitente, e incontables maneras de hacer cambios de estilo de vida.. Conocer las opciones dietéticas simples implementadas ahora puede aumentar sus posibilidades de un proceso de envejecimiento saludable que no requiere debate.

Featured Posts
Posts are coming soon
Stay tuned...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square